Si cree que su batalla contra la obesidad termina en la mesa de operaciones, está equivocado.

"Hacer ejercicio y comer porciones más pequeñas deben ser parte de su cambio de estilo de vida para tener éxito" después de la cirugía para bajar de peso, dijo la Dra. Ann Rogers, directora de Pérdida de Peso Quirúrgica en el Penn State Medical Center, en Hershey, Pa.

También es importante mantener un diario de alimentos detallado, agregó.


"Es increíblemente útil volver a encarrilar a las personas porque les obliga a ser responsables", dijo Rogers en un comunicado de prensa de Penn State.

Más información: resultados duraderos de la cirugía para bajar de peso

Los pacientes también deben acudir a todas las citas de seguimiento con su médico.


"Hay muchas pruebas de que a las personas que ven a su médico regularmente después de la cirugía les va mejor", dijo Rogers.

Algunas personas temen las posibles complicaciones de la cirugía para bajar de peso, pero para la mayoría, dijo Rogers, "es más seguro que elegir vivir como obesos".

Los médicos generalmente recomiendan que los pacientes prueben diferentes tipos de dieta y ejercicio durante al menos cinco años antes de considerar la cirugía para bajar de peso. También deberían tener al menos un problema de salud grave relacionado con el peso, como diabetes o un índice de masa corporal (IMC) de 35 o más. El IMC es una estimación aproximada de la grasa corporal de una persona basada en la altura y el peso.


"La mayoría de nuestros pacientes han probado la dieta y el ejercicio durante toda su vida", dijo Rogers. "Sin embargo, muchos de ellos todavía han tenido sobrepeso u obesidad desde la escuela secundaria".

Más información: 6 maneras fáciles de recuperar el peso que ha perdido

Algunas personas no califican para la cirugía de pérdida de peso, incluidas aquellas con un problema médico que no se puede tratar y que les hace aumentar de peso y aquellas con trastornos de salud mental mal controlados.


Bypass Gastrico Spanish CC (Octubre 2020).