Si bien hay mucha verdad en ese viejo dicho "la práctica hace la perfección", no siempre suena cierto con el sueño.

De alguna manera, muchos de nosotros no podemos dormir bien, a pesar de que tenemos mucha práctica. De hecho, ¡dedicamos aproximadamente un tercio de nuestro día a hacerlo! Uno pensaría que toda esa práctica valdría la pena. Pero algunos de nosotros, en nuestra búsqueda de empacar más en cada día, reducimos el sueño. Otros intentan dormir pero experimentan insomnio o descansan mal.

Las cifras son asombrosas: la pérdida crónica del sueño puede afectar hasta a 70 millones de estadounidenses, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Que dice que los costos de atención médica resultantes pueden llegar a $ 16 mil millones, con una pérdida de productividad de aproximadamente $ 50 mil millones .


Dormir es importante no solo para apagar los eventos del día y ayudar a que su cuerpo descanse. Es más profundo que eso: mientras duermes, tu cerebro está ocupado desarrollando los caminos que necesitas para aprender, consolidando recuerdos y nuevos pensamientos. En cada etapa del sueño, se liberan hormonas importantes que influyen en todo, desde el apetito hasta la memoria.

La falta crónica de sueño es perjudicial no solo para su estado de ánimo sino también para su salud. Puede provocar obesidad, diabetes, infecciones y enfermedades cardiovasculares.

Y cuando piensa en cómo se siente cuando no obtiene suficiente de este valioso producto, o su sueño es de baja calidad, puede comprender fácilmente por qué es tan importante trabajar para mejorarlo.


Aquí hay algunas formas probadas y verdaderas de dormir profundamente esta noche y todas las noches:

  1. Cumplir con un horario constante. Como somos criaturas de hábitos, ¿por qué no dormir y despertar al mismo tiempo, incluso los fines de semana? Esto ayuda a regular el reloj de su cuerpo.

  2. No escatime en el sueño. Es posible que escuche a las personas aumentar su capacidad de "sobrevivir con solo cuatro horas de sueño". Estas personas son raras; La mayoría de los adultos necesitan entre siete y nueve horas cada noche.


  3. No culpes a tus problemas de sueño por la preocupación o la ansiedad. Aunque esas cosas pueden causar sacudidas y vueltas o insomnio, puede haber otros factores que se interponen en el camino de una buena noche de sueño. Los trastornos del sueño (como el síndrome de piernas inquietas), los medicamentos (como descongestionantes y esteroides y otros), la depresión, la artritis y otras afecciones médicas también pueden interferir con el sueño. Las comidas abundantes o el ejercicio vigoroso pueden causar insomnio. Y no olvide que los efectos de la cafeína pueden tardar hasta ocho horas en desaparecer por completo.

  4. Reserve tiempo para relajarse. Si saltas a la cama esperando quedarte dormido, te estás engañando a ti mismo del valioso tiempo de "relajación" que necesitas para prepararte para dormir. Un baño caliente, una bebida tibia libre de cafeína o un poco de yoga o estiramiento suave pueden marcar el comienzo del sueño.

  5. Examina tu entorno para dormir. Ruido, luz, una habitación demasiado calurosa, un colchón o almohada incómodo, un televisor, teléfono celular, tableta o computadora cercana: todos son ladrones de sueño.


    10 consejos para dormir bien y mejorar el insomnio (Diciembre 2020).