Tal vez deberías saltarte esa copa de vino esta noche, porque incluso beber poco aumenta tu riesgo de cáncer, advierte una nueva declaración de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO).

"Las personas generalmente no asocian el consumo de cerveza, vino y licores fuertes con el aumento de su riesgo de desarrollar cáncer en sus vidas", dijo el presidente de ASCO, Dr. Bruce Johnson.

"Sin embargo, el vínculo entre el aumento del consumo de alcohol y el cáncer se ha establecido firmemente y brinda orientación a la comunidad médica sobre cómo ayudar a sus pacientes a reducir su riesgo de cáncer", dijo en un comunicado de prensa de la sociedad.


El alcohol es directamente responsable del 5 al 6 por ciento de los nuevos cánceres y muertes por cáncer en todo el mundo, según el comunicado. El documento cita evidencia que relaciona el consumo ligero, moderado o excesivo con un mayor riesgo de neoplasias malignas comunes como los cánceres de mama, colon, esófago y cabeza y cuello.

Sin embargo, una encuesta reciente de ASCO descubrió que 7 de cada 10 estadounidenses desconocen el vínculo entre el alcohol y el cáncer.

Para reducir los riesgos, la declaración incluye varias recomendaciones. Incluyen restricciones más estrictas en los días y horas de venta de alcohol; impuestos más altos sobre el alcohol; limitar la publicidad de alcohol a los jóvenes; y proporcionar pruebas de detección de alcohol y tratamiento en visitas médicas.


La organización también quiere terminar con el "lavado rosado" de las bebidas alcohólicas. Como hay evidencia que relaciona el cáncer de seno con el consumo de alcohol, las compañías no deberían "explotar el color rosa" o usar cintas de color rosa para mostrar su apoyo a la investigación del cáncer de seno, dijeron los autores.

"ASCO se une a un número creciente de organizaciones de atención del cáncer y de salud pública al reconocer que incluso el consumo moderado de alcohol puede causar cáncer", dijo la autora de la declaración, la Dra. Noelle LoConte. Es profesora asociada de medicina en la Universidad de Wisconsin.

"Por lo tanto, limitar el consumo de alcohol es un medio para prevenir el cáncer", agregó. "La buena noticia es que, al igual que las personas usan protector solar para limitar su riesgo de cáncer de piel, limitar el consumo de alcohol es una cosa más que las personas pueden hacer para reducir su riesgo general de desarrollar cáncer".


CHAMPAÑA CÍTRICA DE SÁBILA (Agosto 2020).